Saltear al contenido principal
10 Reglas De Oro, Para Crear Un Blog Médico Sobre Salud De éxito

10 reglas de oro, para crear un blog médico sobre salud de éxito

De acuerdo con el contexto digital actual, en el que hemos pasado de una web estática y monodireccional a la interacción propia de las redes sociales y web 3.0  la creación de un blog se considera parte indispensable de toda estrategia online de una sociedad  médica o profesional médico.

A través de la web social, semántica y de todas las herramientas que esta nos ofrece se está creando un ágora virtual donde el tejido de comunicación que une a las personas es cada vez más denso, ágil y poderoso, dado que la evolución de la red digital no se detiene.

El blog, concebido tradicionalmente como una bitácora, ha evolucionado hasta convertirse en tribuna desde donde transmitir conocimientos, compartir información, generar e interactuar con la comunidad de usuarios y, por supuesto, posicionarse a nivel de reputación online a través del SEO.

Sin embargo, cada blog es distinto, por lo que es normal que al iniciar la aventura digital surjan dudas: ¿Por dónde empezar? ¿Cuáles son las herramientas necesarias? ¿Sobre qué escribir?

Desde The Popcom,  agencia de comunicación digital, especializada en salud, recomendamos encarecidamente la creación y mantenimiento de un blog médico como núcleo central de todo plan estratégico y posicionamiento de comunicación online, pero sabemos que no siempre es fácil empezar.

Por ello, en esta entrada os ofrecemos algunos consejos útiles para alcanzar el éxito:

  1. Invertir en un dominio propio

A pesar de suponer una pequeña inversión económica, es muy recomendable optar por el registro de un dominio propio para el blog, ya que esto transmite seriedad, notoriedad e imagen de marca instantáneamente. El dominio puede coincidir con el nombre, en el caso de marca personal, la marca o bien un término representativo de la sociedad. Según el público objetivo, es mejor optar por un dominio .es o por un .com más internacional.

  1. Escoger una buena plataforma

La mejor opción es la de contratar a un profesional que programe el blog desde cero y a medida de las expectativas del cliente, aunque hoy en día existen plataformas de gestión de contenidos en  WordPress, que resultan una elección para diseñar y gestionar blogs personalizados con un coste mucho menor.

  1. Cuidar el diseño

Escoger un tema intuitivo en la navegación, responsive – accesible y multidispositivo, dado que  hoy en día nos conectamos a la red  a través de portátiles, móviles , tablets  y  por descontado debe contar con un esquema de colores y tipografías agradable permitirá trabajar el blog una extensión de la propia imagen de marca.

  1. Publicar contenido de valor

La clave de todo blog es sin duda su contenido.  

Se debe buscar el valor diferencial que como profesional se puede aportar, y cuidando mucho la calidad de cada post; en cierta manera, el blog es una extensión del profesional o la sociedad en el universo digital, por lo que vale la pena dedicarle su tiempo.

  1. Mantener la regularidad

Por encima de la cantidad, a la hora de publicar nuevos artículos debe primar la regularidad. Google posiciona mejor a aquellos blogs que se actualizan frecuentemente, dado que el número de combinaciones posibles para aparecer en su página de resultados aumenta y por ello premia el esfuerzo.

  1. Editar los contenidos

Una vez se tenga el texto base a publicar, es importante optimizarlo  desde un punto de vista SEO para mejorar su posicionamiento.

De cara a los lectores, títulos sugerentes, como las listas, los “cómos” y las preguntas directas funcionan muy bien a la hora de generar curiosidad. De la misma manera, utilizar fotos, imágenes y videos de buena calidad y preferentemente propios facilita la lectura y mejora la experiencia del usuario.

  1. Maximizar la difusión

La información está para compartirla, y más cuando es de calidad. 

Aprovechar todas las vías de difusión que tengas al alcance: (feed, redes sociales, marcadores sociales…) para generar backlinks permitirá aumentar la difusión de los contenidos. Al compartir una entrada, es recomendable acompañar al enlace de una breve entradilla que despierte el interés de los usuarios y les incite a clicar.

  1. Monitorizar los resultados

Monitorizar significa registrar las visitas que llegan al blog o web, su origen, el tiempo de navegación, etc. La monitorización, realizada habitualmente a través de Google Analytics  o Search Console permiten valorar si la estrategia de difusión que se ha seguido es correcta, y modificarla si es necesario.

  1. Cuidar a la comunidad

La gestión de los comentarios en un blog demuestra implicación y compromiso hacia su audiencia.

Incluir un formulario de contacto a fin de que los visitantes puedan preguntar, pedir información o visita, enviar sugerencias o reclamaciones, y revisar las analíticas de la web para saber qué tipo de contenido interesa más o genera más debate entre los lectores puede ayudar a mejorar la estrategia inicial y a conocer mejor a tus comunidad.

  1. Comprometerse a largo plazo

Es imposible que un blog de salud se convierta en referente de la blogosfera de la noche a la mañana. El trabajo diario, la constancia, la paciencia y la escucha son imprescindibles para alcanzar el éxito con el proyecto y el posicionamiento SEO deseado.

Agencia de comunicación médica online en Barcelona

#Thepopcommásquecomunicación

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba